Blog

¿Alimentas el lado oscuro o brillante de tu pareja?

Podemos ser diamantes o simples piedras que nunca llegan a su nivel de preciosura, ¿Cuál prefieres? Sin duda el brillo de una piedra preciosa siempre será atractivo, imagina ese brillo en tu ser… ¡wow! ¿Extraña analogía?, ¡quizá!, pero por extraña que parezca tiene todo el sentido; pues un diamante es el esfuerzo y la valentía de pulir una “simple” piedra y es justo lo que como seres humanos es ideal que hagamos no solo con nosotros, sino con otros.

En la vida tenemos la oportunidad de elegir a nuestra pareja, esto solemos hacerlo bajo creencias, pensares o vivencias y en el diario caminar tenemos la opción de pensar y decir cosas bonitas de él/ella o lo contrario, es de esta manera como alimentamos el lado brillante o el lado oscuro de nuestro/a compañero/a de vida.

La mujer es –Biblicamente- la influencia más inmensa e intensa que tiene el hombre (esposo), el pensamiento de la mujer hacia el hombre (su esposo más específicamente), sus palabras, gestos y actitudes, pueden ser positivos o negativos, van construyendo en gran medida parte de su ser, en Si es posible ser feliz, creemos que esto es válido para ambas partes, sin refutar las escrituras.

¿Qué lado alimentas en él/ella?

Si crees que estás alimentando el lado oscuro, ¡tranquilo/a!, nunca es tarde, siempre hay una oportunidad para hacer el cambio, se trata de no tomarte nada personal, de revivir esos pensamientos bonitos que tuviste al iniciar la relación, pensar que cada persona hace cada día lo mejor que puede y dar tú lo mejor de ti y con agrado.

Éste, el de alimentar el lado brillante de tu pareja, será un hábito que debes practicar cada día, desde que abres tus ojos por la mañana; así como todos los días, nos alimentamos, nos hidratamos, hacemos deporte, lo mismo debemos hacer con nuestros pensamientos, comportamientos e ideales propios, e igualmente con todo lo que transmitimos a la persona con la que compartimos la vida.

Se trata de crecer más en la LUZ y no en la oscuridad, esto hará la diferencia para un amor bonito, no perfecto, pero si basado en admiración, respeto, empatía y tranquilidad.

Por: Sheyli Morales Uribe 

Equipo de redacción Sí es posible ser feliz

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in:Blog