Tienda

Libro Hazlos felices para que sean buenos

“¡Queremos ser padres felices y tener hijos felices!

Eso está bien y es completamente posible. Durante los últimos años se ha hecho énfasis en que el objetivo, o propósito, a la hora de educar debe ser la felicidad nuestra y la de nuestros hijos, y no la búsqueda de la perfección. Si un niño es feliz, le va a ir mejor en el colegio, será un mejor amigo, será más creativo, más generoso, más tolerante y más seguro; la felicidad del niño es el propósito y de ahí saldrán los logros académicos, los triunfos y la excelencia que se proponga”.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.