Blog

El buen humor, el propósito para este nuevo año

Al iniciarse el año nuevo todos hacemos propósitos y trazamos toda clase de metas que muchas desafortunadamente no cumplimos. Un buen propósito del año nuevo sencillo y realizable puede ser puede ser reírse más y ponerle humor y buena onda a las cosas.

El buen humor es un goce especial el cual resulta como producto de una reflexión inesperada y divertida, como puede ser un chiste. El buen humor trae consigo la risa que es inmediata, explosiva y una descarga de tensión emocional. No existe una definición para describir el sentido del humor. Cada quien encuentra gracioso o divertido diferentes cosas, situaciones o eventos.

Cultivando el buen humor uno se puede mantener bien mentalmente, trayendo a su vida diversión y felicidad. El buen humor y la risa pueden protegernos hasta de un ataque cardíaco. Un estudio hecho en la Universidad de Maryland encontró que las personas con enfermedades cardíacas se reían hasta un 40% menos que las personas sin esta afección. Como ves la habilidad para reírse tiene implicaciones positivas en la salud. Hay otros estudios de la Universidad Loma Linda de California que muestran que el buen humor y la risa tienen beneficios importantes como son bajar la tensión arterial, subir los niveles de endorfinas, que son los analgésicos naturales del organismo, también aumentan la flexibilidad muscular y estimula los dos lados del cerebro, lo cual aumenta la capacidad de aprendizaje. La risa mantiene el cerebro alerta, algo muy importante a cualquier edad.

Definitivamente es buena idea ponerle buen humor a la vida y verle su lado jocoso. En la tarea de ser padres también tenemos que abrirle espacio al chiste, al buen humor y a las carcajadas. No se puede tomar todo tan en serio porque peligra nuestra calidad de vida. Hasta una cantaleta graciosa es mejor recibida que el regaño tradicional. Cuando como padre/madre/cuidador te relajas, tus hijos también lo harán. Hay que divertirse y mostrar entusiasmo siempre que se pueda.

No es fácil encontrarle el lado amable a las situaciones adversas, pero hay que proponérselo como objetivo. Una manera de lograrlo es ejercitando el buen humor de manera regular, una estrategia puede ser ir a ver una película divertida, reunirse con gente alegre, buscar chistes, tomar del pelo a los demás y reírse de sus picardías. ¡Nada más delicioso que reírse con ganas! La risa lo aleja de lo aburrido, lo conecta con lo placentero y le permite pasar ratos inolvidables.

Es importante dejarles a los hijos recuerdos de un hogar donde todos se podían dar el lujo de reírse y tomar del pelo siempre con respeto y amabilidad. Ser recordados así es mucho mejor que como unos ogros aburridos y amargados. No se trata de convertirse en payasos, ni que tu casa se convierta en un circo, sino de poder ver el lado amable y divertido de la vida. Es una buena enseñanza que no solo trae consigo salud mental sino salud física. Que sea el buen humor y no el mal humor el protagonista de este año. ¡Tú tomas la decisión!

Por: Annie Acevedo

Psicóloga

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in:Blog