Blog

El bienestar emocional y su efecto en nuestra economía

Mucho se habla del equilibrio entre mente y cuerpo. Lo cierto es que nuestro desarrollo emocional en gran medida depende de nuestras experiencias y aprendizajes adquiridos en la niñez. La manera en la que hemos sido educados y las relaciones en nuestro hogar, determinarán la forma en la que seremos en nuestra edad adulta, porque somos el resultado de una crianza que es única y que no se parece a otra.

Cada hogar es distinto …

Lo que para nosotros es normal, para otros puede no serlo .

A medida que vamos avanzando en el tiempo vamos repitiendo un sinnúmero de patrones adquiridos que sin saberlo afectan nuestro desempeño y nuestra manera de percibir el entorno, un ejemplo claro se da cuando en nuestros hogares hemos crecido en medio de padres que no hablaban de dinero abiertamente o no nos explicaban su importancia y buen uso en aras de lograr la estabilidad y la consecución de metas.

Lo anterior  hará que en nuestra edad adulta nosotros no consideremos el dinero como algo importante que necesita ser debidamente administrado para que contribuya a nuestro bienestar, por el contrario lo veremos como algo difícil de conseguir, difícil de conservar, generador de  problemas y no de bienestar.

Será una tarea importante para desarrollar, el hecho de determinar qué es lo que motiva en nosotros este tipo de conductas dañinas, revisar  y hacer consciencia para así lograr cambiar estos patrones de conducta y sentir mayor bienestar.

En mis sesiones de trabajo busco entender el contexto de cada persona para lograr orientarle de la manera más debida. En caso de detectar alguna afectación profunda de tipo emocional, mi recomendación es acudir a un terapeuta que le permita ver con mayor claridad las emociones por las que está atravesando y la manera de comprender su origen para lograr administrarlas y avanzar hacia una vida con mayor control que sin lugar a dudas se reflejará en su bienestar económico.

Una recomendación que hago constantemente es la practica de algún tipo de actividad física por las ventajas hormonales que esto conlleva. Es bien sabido que la oxitocina se genera cuando realizamos actividades físicas y esto nos procura una sensación de bienestar y de relajación. También incluir una dieta saludable, bajo consumo de licor y harinas, más frutas y verduras, menos carnes, más granos ayudará a nuestro organismo a sentirse mejor.

Descansar, dormir, permitirle a nuestro cuerpo regenerarse en las horas de descanso, se traducirá en una mejor disposición para afrontar y enfrentar cada día con optimismo y energía.

Cuidar de nuestro cuerpo y de nuestro espíritu permitirá que tomemos buenas decisiones y logremos afrontar con tranquilidad los impases que la vida nos presenta.

Mi pasión por la educación financiera y por el bienestar está basada en que la vida se trata no solo de las finanzas si no de algo más …

Un saludo,

Por: Mónica Higuera

Economista.

Diplomada en Coaching.

Educadora en Finanzas.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in:Blog